[pdf] SENTENCIA ABSOLUTORIA DE DAVID VILLAFAÑE GARCÍA POR LA DENUNCIA FALSA QUE INTERPUSO MARIA ASUNCIÓN COUCEIRO GÓMEZ

DENUNCIA FALSA DE LA HERMANA DE MARTA COUCEIRO

Maria Asunción Couceiro Gómez interpuso una denuncia falsa a David Villafañe con la mala fe de perjudicarle judicialmente

[pdf]SENTENCIA ABSOLUTORIA de JUICIO FALTAS (David Villafañe)

David Villafañe venía afirmando desde hace tiempo que la hermana de Marta Couceiro, Maria Asunción Couceiro Gómez, interpuso una denuncia falsa contra él para perjudicarle judicialmente en el fallecimiento de su mujer.

Villafañe siempre afirmó que la denuncia falsa interpuesta por Maria Asunción Couceiro solamente era una estrategia de cara al juicio importante con la finalidad de que le condenasen también por la muerte natural de Marta Couceiro.

Es tal la evidencia de la intención de la familia Couceiro por acusar mediante falsedad al joven David Villafañe, que incluso pretendieron introducir el juicio de faltas en el juicio importante, todo ello pese a que se había demostrado la falsedad de la denuncia en el juicio de faltas, ya que Maria Asunción Couceiro Gómez mintió ante el juez.

Es de tal envergadura la mala fe de la familia Couceiro, que incluso con una sentencia que evidenciaba su mala fe, pretendieron aportarla en otro procedimiento judicial, el del juicio por la muerte de Marta, para hacer creer al juez que David tenía que ser condenado, pese a que la sentencia dejaba claro que David había sido absuelto.

EL RIVAL noticias publica la sentencia absolutoria que evidencia que efectivamente David Villafañe siempre dijo la verdad, y ahora falta que el Tribunal Supremo respete a la persona de David Villafañe, porque respetarle a él es respetar sus derechos fundamentales, y respetar el derecho a la tutela judicial efectiva, es decir, que se haga efectiva la tutela judicial de poder acceder al corazón de Marta Couceiro para que con sólidas bases científicas poder demostrar que Marta Couceiro Gómez murió por miocarditis, y desterrar así cualquier indicio circunstancial, que hasta ahora le han dado más importancia que la propia causa de la muerte, que resulta ser natural.

Es tan sencillo de resolver el caso de David Villafañe que resulta kafkiano las zancadillas que el sistema judicial español ha puesto a Villafañe continuamente, evidenciando la falta de voluntad de obtener verdad en todo este asunto, porque negar con novedosas y sólidas bases científicas de la mano de reputadísimos especialistas, la posibilidad de zanjar este asunto demostrando con determinación la muerte natural de la persona que se dice fue asesinada, y que se está acreditando que no hubo ninguna muerte violenta y homicida, roza el esperpento del sistema judicial español.

Prejuzgar el resultado del diagnóstico del estudio del corazón, cuando ni siquiera en su día fue resuelto ni completado, cuanto menos es osado, nadie puede negar el resultado favorable al condenado sin saber aún el resultado, por ello hay que respetar la presunción de Inocencia, máxime por los tribunales, quienes tienen obligación de salvaguardar los derechos del condenado, y permitir el acceso a una pieza de convicción importantísima para demostrar su absoluta inocencia. Es evidente que si no le permiten al condenado el acceso a la pieza de convicción, que son las muestras del corazón existentes y custodiadas en el Instituto Nacional de Toxicología, no podrá estudiarlo y en consecuencia le será imposible emitir un informe científico que evidencia la muerte natural y la inocencia de David Villafañe.

Es tan sencillo de resolver, y que se pretenda dar aspecto de complejidad a un asunto tan fácil en comprender para cualquier magistrado, que la falta de voluntad por proporcionar justicia al condenado resulta ciertamente sospechoso.

Todo se resume a que hoy por hoy además de no respetar los derechos fundamentales de David Villafañe, están faltando el respeto a la persona, al ser humano, y cuando judicial, civil y socialmente, maltratamos los derechos de una persona, quienes no respetamos los derechos fundamentales de un ser humano, automáticamente dejamos todos de ser justos y fracasamos absolutamente todos como sociedad por movernos en lo más profundo de la hipocresía pública, la falta de tacto y el desprecio al ser humano.

EL RIVAL noticias es consciente de la obligación que tiene en apoyar los derechos fundamentales de David Villafañe, con pleno conocimiento del error judicial mayúsculo que padece, y que algunos parecen restarle importancia a semejante atropello judicial y social.

 

 

 

 

 

________________________________________________________________________________________________________________________________________________

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar