VILLAFAÑE SUFRIÓ UNA CADENA DE ERRORES INADMISIBLE EN UN ESTADO DE DERECHO DE PRIMER ORDEN

CONDENADO POR MUERTE NATURAL

Toda una vida truncada tras una extraña concatenación de errores judiciales en un país supuestamente democrático

 

david villafañe, villafañe, inocente, muerte natural,

Toda una lucha digna de un guión de Hollywood. EL RIVAL noticias

David Villafañe contaba tan solo 19 años de edad cuando de la noche a la mañana, perdió a su novia Marta Couceiro de 17 años que fue hallada muerta en su habitación, y pese a que falleció por causas naturales, lo acusaron y encerraron, hasta cumplir la totalidad de una condena por asesinato, cuando realmente la joven falleció de muerte súbita cardiáca, por ‘Miocarditis‘.

Resulta inconcebible, que nadie supiese determinar la causa del fallecimiento, y que por ello, precisamente porque nadie supo informar a los jueces de la causa verdadera de la muerte, el tribunal optó por elegir la decisión más perjudicial para el acusado.

Se aplicó la presunción de culpabilidad, en vez de la presunción de inocencia, porque como los jueces no tuvieron claro de que había fallecido la joven, lo que decidieron fue  considerar la muerte como violenta y homicida. Es decir, que se optó por el mundo al revés, como la defensa no acreditó la inocencia del acusado, decidieron que la acusación merecía toda credibilidad, aún cuando el Tribunal tuvo conocimiento siempre de que los forenses oficiales finalmente reconocieron a regañadientes que la segunda autopsia no era correcta.

Todos los forenses estaban de acuerdo en que el cadáver putrefacto en la segunda autopsia no aportaba nada, incluso así lo reflejó el Tribunal en su sentencia, que tuvo que recurrir a los descartes de otras causas de muertes para llegar a la conclusión fatídica de asesinato, un asesinato que jamás existió.

La discusión fue en torno a cuál era la causa natural del fallecimiento, pasando siempre por alto la patología existente en el corazón de Marta, ya que nunca existió discusión científica alguna sobre la ‘Miocarditis‘ del corazón de la joven. Nadie vió la ‘Miocarditis‘, y por ello todos los peritos divagaban en torno a las posibles causas de muerte, sin que defensa ni acusación acreditasen absolutamente nada.

El acusado, se encontraba en una situación extrañísima, ya que el contexto del proceso judicial en el que se encontraba era el de que, además de sufrir la perdida de su novia, nadie sabía determinar la causa del fallecimiento, y pese a ello, David se encontraba acusado no se sabe de qué.

La no concreción del fallecimiento provocó que el joven acabase condenado, aunque nunca se rindió. Buscó peritos que supiesen concretar la verdadera causa del fallecimiento, y cuando consiguió averiguar la verdadera causa natural de la muerte de Marta, la indignación de David debió ser tremenda dado que nadie supo en su día determinar correctamente la causa del fallecimiento.

Tanto para el doctor Vicente Herrero Hidalgo, como para el doctor Luis Frontela Carreras, les ha resultado fácil determinar la verdadera causa del fallecimiento, porque son especialistas, sin embargo, no se comprende como los peritos que intervinieron en el juicio no supieron hacerlo, lo que lleva a pensar que no eran especialistas en corazón, ya que es precisamente el corazón el que finalmente determina que provocó su fallecimiento.

Es lógico que si después de sentencia firme, se determina la verdadera causa natural del fallecimiento de la joven, y además se averigua que jamás se discutió científicamente ante un tribunal la concreta patología de la ‘Miocarditis‘ como causante del fallecimiento de la joven, es un juego de niños comprender que es de justicia reabrir el caso y declarar al condenado absolutamente inocente de los cargos por los que fue acusado, procesado y condenado.

Sin olvidar que quien acredita la verdadera causa natural de Marta, es uno de los mejores forenses a nivel mundial, como es el profesor don Luis Frontela Carreras, un especialista absolutamente incuestionable, y por lo tanto de absoluta credibilidad para los Tribunales, que son los que examinarán la prueba pericial que acredita la inocencia de David Villafañe.

Si es que de alguna manera se puede justificar el gravísimo error judicial que cometieron los jueces en el pasado, es el hecho de que efectivamente en el juicio que se llevó a cabo contra Villafañe, jamás hubo ninguna discusión científica en relación a la patología de la ‘Miocarditis‘ como causante del fallecimiento de Marta Couceiro.

Y además de lo anterior, el profesor Frontela dice poder examinar actualmente el corazón, con técnicas y conocimientos más modernos, para profundizar en el estudio del corazón, que se conserva indefinidamente en el INT, y confirmar nuevamente y despejando cualquier duda que pudiera tener el tribunal. La clave está en el corazón.

Por lo tanto, todo ello demuestra que Villafañe no tuvo un juicio justo, y así lo demuestra la actual prueba pericial, que sí que concreta la causa de la muerte, a diferencia de los forenses del pasado que en el juicio nadie lo hizo. Siendo Frontela prestigioso a nivel mundial, y habiendo resuelto casos similares, es obvio que nadie puede contradecirle, porque mejor que Frontela no existe. Frontela es un referente para muchísimos médicos forenses. Frontela es de los mejores, por no decir ‘EL MEJOR’.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar